Como ya hemos visto, el tener una impresora multifuncional en una oficina o empresa es de vital importancia porque nos permite tener grandes ventajas sobre una impresora básica, pero ¿qué pasa cuando no funciona correctamente? ¿En qué momento es adecuado reemplazarla?

Estos equipos se usan de manera constante, así que puede afectar tu productividad y la de tu equipo de trabajo si no funciona adecuadamente. Por esta razón, es importante cambiar tu multifuncional a tiempo.

¿Cómo saber que mi multifuncional ya no me funciona?

Todas las marcas determinan un tiempo de vida útil para cada uno de sus equipos de impresión; sin embargo, producir grandes niveles de impresión puede acortar dicho tiempo debido al desgaste incremental al que son sometidos.

Te aconsejamos que te preguntes qué tanto lo utilizas para determinar si le estás dando un uso adecuado o si es mucho mayor a lo que normalmente es sometido un equipo de estas características. Además, llama al técnico para que lo revise de manera periódica, ya que él sabrá informarte si es tiempo de reemplazarlo. Toma en cuenta que algunas empresas te ofrecen soporte gratuito solo por un periodo de tiempo.

También es importante saber que con el avance de la tecnología es probable que al cambiar de modelo puedas obtener ventajas que tu equipo anterior no te ofrecía, así que es buena idea monitorear las innovaciones para encontrar aquello que te funcione mejor.

¿Cuándo cambiar mi equipo de impresión?

Es necesario que sepas identificar el momento adecuado para cambiar tu multifuncional, así que aquí te damos unos lineamientos generales para que tengas un poco más de información sobre a qué ponerle atención:

  1. Cuando la capacidad de impresión disminuya. ¿Antes imprimías un volumen mayor de hojas y ahora la impresora se queda corta? Entonces es momento de cambiar.
  2. Si ya no encuentras los tóners o cartuchos de ese modelo en particular o si se ha vuelto difícil hallarlos.
  3. ¿Qué tanto mantenimiento te exige? Si es demasiado constante, es momento de buscar un modelo nuevo, ya que estarás haciendo una inversión a futuro.
  4. ¿Su desempeño afecta la productividad de tus empleados? Si es así, entonces todo mejorará con un modelo más nuevo.

Te recomendamos reemplazar tu equipo multifuncional cuando ya no cumpla al 100% tus necesidades o cuando se vuelva costoso darle mantenimiento.

¿Buscas un equipo a tu medida? ¡Llámanos y con gusto te asesoramos!